Jugando con fuego

Written by admin

Jugando con Fuego

No hay que jugar con fuego, te puede quemar. No juegues con fuego, te puede hipnotizar. La llama cálida y caprichosa baila a un ritmo propio, a veces sola, a veces jugando con el viento. A veces traza formas con su luz y se desliza por las sombras para dibujar con ellas imágenes de carboncillo.

A veces el fuego imita al agua y crea ondas que trazan intervalos de tiempo y espacio, dimensiones alternas de dorada luz. A veces el fuego imita al agua, y entonces el tiempo arroja un guijarro que dibuja discos y discos dorados…

fuego-3 Jugar con Fuego

A veces el fuego camina y camina, dejando a su paso sus huellas de luz (dicen que es para no perderse en el camino de vuelta). A veces el fuego camina y camina, buscando compañía y una historia que escuchar…

Jugar con Fuego

Y a veces el fuego te observa, te observa en silencio con sus ojos azules. A veces te mira discreto y sonriente, a veces lo miras, y no ves que te ve. A veces el fuego te mira y te observa, y disfruta en tus ojos del reflejo de su calidez.

Jugar con Fuego

© Todos los derechos reservados. No utilizar ni reproducir sin previo permiso por escrito de Quillhead Design.